CÓMO COLABORAR

 
                                 
  El proyecto de conservación ambiental del Charco del Ingenio ha sido, desde su inicio en 1991, una iniciativa civil y comunitaria, independiente de cualquier institución o instancia de gobierno.  Gracias al apoyo de personas y grupos de la comunidad local, así como de simpatizantes de otras procedencias, ha sido posible establecer y desarrollar este singular esfuerzo de conservación en San Miguel de Allende. Como organización no lucrativa, la necesidad de apoyo económico es permanente.

Son tres las formas de acercarse y colaborar con El Charco:
como miembro, como donador o como voluntario.